¿Por qué existe el sexo? | Tres Pies al Gato

Vamos a ver, que será todo lo divertido que quieras, pero tenemos una duda importantísima sobre el sexo.¿A qué viene? Quiero decir ¿Por qué existe?

En este tercer capítulo queremos hablar precisamente de eso. Si las bacterias viven tan felices, reproduciéndose sin sexo ¿para qué tanto jaleo con la reproducción sexual? Uno tiene que encontrar pareja, que eso ya tiene tela. Pero es que la cosa no queda ahí, luego hay que mantener la pareja, o encontrar otra, o una cantidad de peripecias inimaginables e intransferibles en función de a qué bicho le preguntes.

El sexo ha creado pavos reales con la cola demasiado larga para volar bien. Alces irlandeses con cornamentas tan grandes que no hay radio-patio que no los conozca. Los pajarillos se ven forzados a cantar exponiéndose a los depredadores… ¿Pero qué ganan?

Pues teorías hay para aburrir, pero hay una cosa segura por encima de todo esto. La reproducción sexual implica mezclar nuestros genes con los de otro, y eso significa más variabilidad genética. Dicho de otro modo, es como apostar a varios caballos en lugar de gastarte todo tu dinero en una única apuesta. Puede que ganes menos, pero desde luego también arriesgas menos y a veces la vida se resumen en eso.

Si quieres saber más tendrás que escuchar el podcast. De hecho, es la única forma de que conozcas el magnífico neologismo “protiorgasmo” y creeme, no quieres perderte eso.

 

Síguenos en:

Escucha el resto de episodios de “Tres Pies al Gato”:  AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *