El envejecimiento ¿Seremos inmortales? | A Ciencia Cierta

Ya los griegos dudan sobre la naturaleza de la inmortalidad. Cierto es que los griegos dudaban sobre muchas cosas pero en esta estaban sobre la pista correcta. La naturaleza es “sabia” y sin embargo no nos ha hecho inmortales. Ni a nosotros ni a otros organismos como nosotros. El motivo se les escapaba a los griegos, peor nosotros tenemos herramientas con las que no podían soñar. La senectud tiene un motivo y la muerte aparentemente tiene un propósito.

Tras miles de replicaciones, el ADN de nuestras células va llenándose de errores que alteran la información que contiene. Errores que llevan al malfuncionamiento de nuestro organismo. Cuando los errores se acumulan con el tiempo, lo más rápido para solucionarlos es terminar con ese proceso, morir.

Pero ¿y si pudiéramos corregir el problema de otro modo? ¿Y si pudiéramos hacernos inmortales sin correr el riesgo de sembrarnos de tumores?

Fotograma de "Las posibles vidas de Mr. Nobody" con Jared Leto como carátula de un capítulo de A Ciencia Cierta: El envejecimiento ¿Seremos inmortales?
Fotograma de “Las posibles vidas de Mr. Nobody” con Jared Leto

La biología es compleja, multifactorial, que decimos. Es extremadamente extraño que podamos señalar a una causa en un proceso y acusarla de tener toda la culpa del mismo. El caso del envejecimiento no es una excepción.

Los telómeros que protegen los extremos de nuestro ADN son una de las causas. Con cada replicación se pierden nucleótidos de sus extremos. La forma de proteger a la información valiosa es rellenar con morralla los extremos del ADN, con los telómeros. Material que aunque perdamos no supone un problema. Sin embargo, los telómeros acaban por agotarse y entonces es cuando nuestro ADN peligra. En cada célula hay un pequeño cronómetro que indica la cuenta atrás hasta esa catástrofe progresiva.

Los radicales libres producidos por nuestro metabolismo y las enfermedades son otras de las causas. Podríamos decir sin miedo a equivocarnos que se trata de un proceso complejísimo. Un hecho consustancial al ser humano. Vivir sabiendo que vamos a morir moldea nuestro arte, nuestra filosofía, incluso nuestro desayuno de cada mañana. Teorizar con un mundo donde la muerte no existe es estimulante; pero cuidado, prometerlo hoy en día es, directamente, una majadería.

 

Un programa de Antonio Rivera (@meteolp)

Contertulios:

  • José Blanca
  • Antonio Pellín
  • Ignacio Crespo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *