Ciencia vs Tecnología | A Ciencia Cierta

Ciencia y tecnología, es bastante evidente que no son lo mismo. Pero por muy evidente que parezca, hoy en día se ha vuelto algo espinoso trazar una división entre ellas. La ciencia produce conocimiento, la tecnología lo aplica. Pero por otro lado, uno puede encontrar aplicaciones mientra genera el conocimiento necesario para resolver un problema. Y sin embargo, tecnología tampoco es lo mismo que ciencia aplicada.

Pero como estábamos diciendo: entramos en un terreno embarrado. Hace ya mucho que la tecnología y la ciencia trabajan de la mano. A veces la tecnología revela nuevos conocimientos que la ciencia formaliza y la ciencia encuentra aplicaciones que la tecnología pule. A algunos, esto les parecerá lo más trivial del mundo, pero esta simbiosis no ha existido siempre.

Engranajes como carátula de un capítulo de A Ciencia Cierta: Ciencia vs Tecnología

Los antiguos griegos eran puristas en cuanto al concepto de “ciencia”. No importaba que el conocimiento que produjeran no fuera aplicable. De hecho, era un motivo de orgullo dedicarse al conocimiento más abstracto. Era puro, sabiduría por el simple hecho de saber.

Al otro lado de la balanza, Oriente, la civilización china buscaba aplicaciones, no importaba que no pudieran entender por qué explotaba la pólvora. Creer que un dragón protector de tus ancestros era el causante de la explosión no la volvía menos útil. La revolución tecnológica de oriente llegó mucho antes que a occidente. Produjeron una gran cantidad de artilugios que nosotros por aquel entonces no podíamos soñar.

Sin embargo, el tiempo hizo que estos dos conceptos confluyeran, y fue entonces cuando todo se aceleró.

 

 

Un programa de Antonio Rivera (@meteolp)

Contertulios:

  • Jóse Blanca
  • Vicent Picó
  • Ignacio Crespo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *