¿Por qué el cielo no es rosa? | Tres Pies al Gato

El cielo tiene muchos colores, sí. Por la tarde tiene naranjas y rosados, y por la noche simplemente está oscuro. Pero cuando preguntamos por el color del cielo la gente lo tiene claro, es azul. Ese cielo diurno de medio día inmisericorde es azul, azul como el mar, como el logo de Twitter, azul como tus ojos (si es que los tienes azules) De hecho, es exactamente eso: azul como unos ojos azules.

Todo es culpa del efecto Rayleigh. Pero si solo dijéramos eso se quedaría un podcast un poco flojo. Así que siéntate y ponte cómodo porque tenemos mucho que contarte.

El motivo no es sencillo, hay que meterse con la física. Entender que el color es una onda electromagnética y cómo chocan a veces con partículas que la atmósfera tiene en suspensión. Será un camino lago (de 12 minutos) pero mecerecá la pena, porque la próxima vez que le digas a esa persona que te gusta que: sus ojos azules (si los tiene azules) son como un cachito de cielo. No solo quedarás como un empalagoso insoportable, sino que podrás excusarte con la ciencia en la mano.

Hablemos de colores estructurales. Colores de objetos en los que no hay pigmentos, como el aire, o esos iris azules de los que hablamos. Esos colores están en la propia estructura de los objetos. El arco iris sobre las escamas de una carpa, los tonos de las plumas de un pavo real o incluso el amarillísimo pelo de un topos dorado, todos ellos son colores estructurales.

 

Síguenos en:

Escucha el resto de episodios de “Tres Pies al Gato”:  AQUÍ

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *