Ondas Gravitacionales | A Ciencia Cierta

Recuerdo la primera vez que escuché hablar sobre las ondas gravitatorias. Estaba en prácticas de oncología en el Hospital Arnau de Vilanova. Recuerdo estar comiéndome un bocadillo de chorizo a la plancha en la cafetería cuando levante la vista y lo vi en la pantalla de la televisión. Modelizaciones de dos objetos que orbitaban uno en torno al otro hasta colisionar, mientras ondulaban sus alrededores.

Ciencia en la televisión a aquellas horas de la mañana, algo estaba pasando. La tele estaba en silencio, así que cogí mi teléfono y me dispuse a buscar la información. No podía creer lo que leía, estaba viviendo uno de los momentos claves en la historia de la astronomía. Aquella mañana volví tarde del descanso, una hora tarde, pero con un recuerdo indeleble.

Representación de ondas gravitacionalescomo carátula de un capítulo de A Ciencia Cierta: Ondas gravitacionales
Representación de ondas gravitacionales

Las ondas gravitacionales son perturbaciones del espacio-tiempo producidas dos objetos que orbitan en torno a sí mismos. Que la masa altera el espacio-tiempo es algo que ya sabíamos. Que estas ondas existían es algo que ya hipotetizábamos. Pero detectarlas era harina de otro costal.

Alguna gente cree que estas ondas solo las producen objetos enormes que orbitan a grandísimas velocidades, pero no es cierto. Coge tus puños y pon uno encima del otro. Ahora comienza a hacer con ellos un molinillo. Pues bien, estás produciendo ondas gravitacionales. La diferencia es que son tan ridículamente poco energéticas que no podemos detectarlas.

De hecho, han hecho falta objetos supermasivos moviendose a velocidades impensables para que las ondas producidas llegaran a nosotros con la suficiente intensidad. Y a pesar de ello, lo que el interferómetro de LIGO y Virgo detectan, es apenas imperceptible.

Sea como fuere, la realidad es que las ondas gravitatorias han sido finalmente detectadas, y con ellas se abre un nuevo horizonte. Ahora podemos ver en el cosmos más lejos de lo que las ondas de radio nos permitían. Lejos, lejos en el espacio, que para la relatividad significa lejos en el tiempo, acercándonos más al origen de todo. Vivimos tiempos trepidantes, pero solo aquellos que decidimos vivirlos.

 

Un programa de Antonio Rivera (@meteolp)

Contertulios:

  • Toni Font
  • Isabel Cordero
  • David Ibáñez
  • Ignacio Crespo

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *