Mutaciones y posible evolución del coronavirus | A Ciencia Cierta

Cuando se habla sobre el coronavirus, suele centrarse la conversación, en caso de ser científica, en los aspectos más puramente epidemiológicos. Con suerte, se tratarán aspectos biomédicos, peor es poco frecuente que la charla derive hacia los aspectos estrictamente genéticos. El miedo a las mutaciones se queda en un sentimiento y no se suele acompañar de información relevante.

Estructura molecular de la proteína S del coronavirus y su unión a los receptores de nuestras células como carátula del episodio de A Ciencia Cierta: Mutaciones y posible evolución
Estructura molecular de la proteína S del coronavirus y su unión a los receptores de nuestras células

En este episodio hemos querido paliarlo tratando como punto central esas mutaciones que nos ayudan a predecir cómo será el futuro de esta enfermedad. Del mismo modo, también para permitirnos pronosticar lo que está por llegar, hemos de recurrir a la meteorología y la misma física.

Por ejemplo, su baja tasa de mutaciones entre otros coronavirus parece un dato a nuestro favor. Sin embargo, su distribución a lo largo y ancho del mundo no refleja un claro patrón meteorológico. Si fuera así, podríamos suponer que, ante determinadas condiciones atmosféricas, el coronavirus queda inactivado. De ese modo, tendríamos algo para apoyar la sospecha de que se trate de un virus estacional. Por ahora todo apunta en contra de este aspecto.

Finalmente, también tratamos cómo la física, es capaz de estudiar la estructura proteica del virus, su aspecto y por lo tanto, datos clave para la síntesis de una vacuna. Algo que se antoja muy lejano, pero que necesitamos que llegue. No para este primer brote, pero sí para los siguientes, porque los habrá.

Un programa de Antonio Rivera (@meteolp)

Contertulios:

  • Emilio Rey
  • Alberto Aparici
  • Ignacio Crespo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *