¿Las células se suicidan? | Tres Pies al Gato

Y tanto que las células se suicidan. Puede parecer una tragedia, pero os queremos recordar una verdad de perogrullo: que las células y las personas son cosas distintas. En concreto estamos hablando sobre la apoptosis y lejos de ser una tragedia es una suerte.

La vida es dura, a muchos de sus niveles, y la verdad es que para las células no es menos. Con mayor o menor frecuencia surgen en ellas mutaciones aleatorias. Ya sean por haberse dividido tantas y tantas veces que de vez en cuando se les escapa algún error, como por los miles de agentes mutagénicos que nos rodean, ya sea en la ciudad o en el campo. Humos y ahumados, carnes rojas, alcohol, el propio Sol o incluso la piedras que nos rodean, en mayor o menor medida se dedican a complicarle la vida a nuestras células.

Por suerte, cuando decimos que las células se suicidan nos referimos precisamente a que tienen un modo de quitarse de delante antes que esas alteraciones la líen pardísima. Cuando una célula deja de cumplir su función y si tenemos suerte, se desencadenarán una serie de reacciones que llevarán al suicidio pero ¿cómo ocurre exactamente?

Síguenos en:

Escucha el resto de episodios de “Tres Pies al Gato”:  AQUÍ

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *