La Tabla Periódica | A Ciencia Cierta

Algunos dicen que la inspiración le vino en una visita a una quesería. Otros, apuntan a un sueño profético. Existen incluso hipótesis sobre un juego de cartas cuyas tarjetas le recordaron a cada una de las casillas de la dichosa tabla. En cualquiera de los casos hay algo común, la serendipia de Mendeléyev. El descubrimiento fortuito de una de las contribuciones más poderosas y elegantes que se han hecho a la ciencia: la tabla periódica.

Fotografía de Dimitri Mendeleiev como carátula de un capítulo de A Ciencia Cierta: La Tabla Periódica
Dimitri Mendeleiev

Dimitri Mendéleiev, un químico que pasó a la historia como mucho más que eso. Fue la mente más brillante de toda la Rusia de su tiempo. Tuvo aportaciones clave a la petroquímica, la agricultura, o incluso la ingeniería naval. En común a todo ello, estaba la ciencia como herramienta para alcanzar el bienestar social.

Mendeléiev, tenía un marcado caracter político liberal. Toleraba mal las injusticias y el totalitarismo. Esto y su amplio conocimiento de la economía le enemistaron con el gobierno; privándole incluso de su puesto como catedrático en la Universidad de San Petesburgo.

Sin embargo, todas estas contribuciones y su convulsa juventud en Siberia, Mendeléiev pasaría a la historia por descubrir la tabla periódica. Una ordenación de los elementos en función de sus propiedades. Una clasificación tan lógica que le permitió incluso, en un gesto de suficiencia, predecir elementos que estaban todavía por descubrir e incluso las propiedades que estos tendrían.

La tabla periódica de Mendeléiev no es exactamente la misma que usamos hoy en día, pero fue, sin lugar a dudas, uno de los mayores saltos que la ciencia ha dado para entender el mundo.

 

Un programa de Antonio Rivera (@meteolp)

Contertulios:

  • Fernando Cervera
  • Luis Moreno.
  • Ignacio Crespo

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *