La fiebre del metano marciano | ULÛM

Hacía frío, pero por suerte, su cuerpo era insensible. Bajo su cobertura metálica solo había circuitos, sensores y piezas sin alma. Con el atardecer, el cielo se había teñido de rojo, a juego con la oxidada superficie de Marte. La rojiza luz que bañaba sus velas había atravesado la atmósfera marciana, acumulando a su paso toda la información que TGO necesitaba.

TGO es un orbitador y entre sus misiones está resolver de una vez por todas uno de los mayores misterios del planeta rojo. ¿Qué está alterando el metano de Marte? Las mediciones anteriores nos hablaban de niveles de metano que cambiaban durante el año y picos que aparecían y desaparecían por arte de magia. Algo estaba produciendo y eliminando metano, pero ¿algo vivo? Lo más probable es que no fuera por motivos biológicos, pero… ¿y si sí?

La noche llegó pronto y el cielo quedó en tinieblas. TGO había terminado de analizar su muestra y el misterio estaba a punto de complicarse un poco más. En aquella luz no había señales de metano…


PINCHA SOBRE LA IMAGEN PARA SEGUIR EL ARTÍCULO EN ULÛM

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *