La carrera espacial | A Ciencia Cierta

El hombre llegó a la Luna en 1969. Esto es un hecho del que vamos a partir. No vamos a argumentar aquí las evidencias, que son muchas y variadas. Hoy venimos a hablar de cosas más interesantes. Porque que el Neil Armstrong dijera su célebre frase no es más que la nota final de una sonata que venía tocándose desde la Segunda Guerra Mundial. Hablamos sobre la carrera espacial.

Rusia y EEUU avanzaban por Europa al encuentro de las tropas nazis, batalla tras batalla les fueron haciendo retroceder hasta poner fin al Tercer Reich en 1945. Sin embargo, a medida que retrocedían dejaron olvidada parte de su tecnología. Un misil en especial atraerá la atención de los aliados. El V2, diseñado por Wernher von Braun.

Módulo lunar Eagle como carátula de un capítulo de A Ciencia Cierta: La carrera espacial
Módulo lunar Eagle

Esa obra de ingeniería podía suponer la diferencia en un futuro conflicto armado. La bomba nuclear estaba cerca, pero hacía falta «lanzarla». El V2 podía ser la solución, quien lo tuviera dominaría el resto del siglo.

Los soviéticos consiguieron hacerse con un V2. Un arma que, gracias al trabajo del héroe nacional Sergéi Koroliov pronto estaría listo para replicarse, e incluso mejorarse.

En el otro lado del océano los estadounidenses no contaban con un ejemplar del misil. Sin embargo, mediante la operación paperclip , habían reclutado al mismo Wernher von Braun entre sus filas.

Dos grandes mentes con todo un presupuesto militar a sus espaldas, la guerra fría cerniéndose sobre el mundo y un objetivo: demostrar el poder de dos naciones antes de que estallara una nueva guerra. La Luna estaba en camino.

 

Un programa de Antonio Rivera (@meteolp)

Contertulios:

  •  Javier Cavanilles
  • Fernando Ballesteros
  • Luis Rivas
  • Ignacio Crespo

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *