¿El cerebro cortocircuita? | Tres Pies al Gato

El cerebro cortocircuita, al menos en cierto modo sí lo hace. Imaginemos una crisis epiléptica en una sociedad precientífica. Las sospechas de demonios y otras fuerzas del mal eran la consecuencia lógica de las convulsiones. De hecho hizo falta algo más que la medicina más básica para entender en qué consiste esta enfermedad.

Sócrates y Julio Cesar tenían más cosas en común de las que crees. Aparentemente ambos padecían epilepsia, aunque de formas muy diferentes. Una enfermedad que se origina por un grupo de neuronas que se activan sin control «electrocutando» periódicamente a todo el cerebro. Focos que pueden dejarnos total o parcialmente fuera de juego.

La epilepsia es variada, puede expresarse de tantas formas que apenas parece posible que todas ellas sean parte de una misma enfermedad. ¿Qué tiene que enseñarnos la historia sobre esto? ¿Cómo puede tratarse? ¿Fármacos o cirugía? ¿Cómo puede cortocircuitarse el cerebro? ¿Qué es el potencial de acción y la despolarización? ¿Qué he de hacer si veo una crisis?

Síguenos en:

Escucha el resto de episodios de “Tres Pies al Gato”:  AQUÍ

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *