CRISPR | A Ciencia Cierta

CRISPR-Cas9 ya forma parte de lo que se conoce como ciencia-pop. Puede que nos suene más o menos, pero es noticia. Casi todos los periódicos e informativos han hablado alguna vez sobre esta técnica de edición génica. CRISPR promete revolucionar la tecnología actual que tenemos para modificar el código genético de los organismos. Y lo cierto es que no solo lo promete, sino que lo está haciendo hoy mismo.

Sus aplicaciones a la agricultura, microbiología, farmacología, son una realidad. Y por si todo esto fuera poco viene con sorpresa. El padre teórico de esta revolución es español.

Representación artística de un bucle de ADN como carátula de un capítulo de A Ciencia Cierta
Representación artística de un bucle de ADN

Francis Mojica estaba estudiando a Haloferax mediterranei, una especie de arqueas en las lagunas de Santa Pola. Una tipo de microorganismo especialmente resistente a salinidades que acabarían con la mayoría de especies de seres vivos.

Fue casualidad que dictando unas secuencias de nucleótidos Francis Mojica se diera cuenta de un algo extraño. Algunas secuencias de letras (A,C,T,G) parecían repetirse varias veces a lo largo del genoma de esas arqueas. Y no solo eso, sino que daba igual que leyeras esas secuencias. De delante hacia atrás o de atrás hacia delante, eran palindrómicas.

Estudiándolas más a fondo, Mojica y su equipo llegaron a la conclusión de que aquellas repeticiones eran los restos de un sistema inmune de Halloferax. La archea se defendía contra sus agresores, pero no de cualquier forma, sino que aprendía. Personalizaba su contraataque, tenía algo así como a lo que nosotros llamamos «sistema inmunitario adquirido«. Mojica les llamó Repeticiones Palindrómicas Cortas Agrupadas y Regularmente Espaciadas.

Desde entonces se ha desatado una carrera tecnológica entre distintos equipos. Una carrera que ha terminado con una pugna legal. Una lucha entre Jennifer Doudna y Emanuelle Charpentier y el equipo de Feng Zhang. Una contienda que pone en jaque la patente y, posiblemente, retrase el esperado Nobel de Química que merece.

Un programa de Antonio Rivera (@meteolp)

Contertulios:

  • José Blanca
  • Antonio Monforte
  • Diego Orzáez
  • Ignacio Crespo

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *